¿Coexistieron los dinosaurios con el ser humano?

0
134

Hay evidencias de que los hombres y los dinosaurios vivieron juntos en el pasado. Y esto solo se puede explicar con dos alternativas: o el hombre ha estado en la Tierra hace más de 65 millones de años o han existido dinosaurios hasta épocas mucho más recientes de lo que pensamos.

Pruebas de que algunas de aquellas civilizaciones compartieron espacio y tiempo con los dinosaurios se demuestra en una piedra hallada en 1896, con una huella perfecta de pie humano de 37 centímetros de largo que fue enseñada a los miembros de la Academia de Ciencias de Ohio. Esta piedra había sido hallada 20 años antes en los alrededores de Parkesbourg (Virginia), su antigüedad fue estimada en 150 millones de años.

En 1930, el Dr. W. Burrough, jefe del departamento de geología del colegio de Berea (Kentucky), anunció el descubrimiento de diez huellas de homínidos, en gres carbonífero, en las colinas al norte del condado de Rockcastle. Las huellas medían 24 centímetros de largo sobre 15 de ancho. Las fotografías micrográficas e infrarrojas que fueron tomadas no indican ninguna señal de talla artificial sobre y alrededor de las huellas. Además, el análisis microscópico indicó que las huellas se debían verdaderamente a un impacto de la presión del pie de un homínido. La roca que contiene estas huellas es estimada a 250 millones de años.

En las décadas de 1960 y 1970 el geólogo Dr. Cecil N. Dougherty dejó constancia, en su libro ‘Valley of Giants’ de rastros humanos correspondientes al Período Cretácico, época de los dinosaurios.

También fueron descubiertas en 1908 huellas fosilizadas de dinosaurios junto a las de pies desnudos de homínidos de 4 metros de altura en el lecho del rio Paluxy, en Glenn Rose, Texas, huellas con una antigüedad de entre 120 y 130 millones de años.

Durante el verano de 1882, unos detenidos de la prisión de Carson City (Nevada) al trabajar en una cantera, sacaron una capa de gres en la cual, entre huellas de animales fósiles como los mamuts, se encontraban seis series de huellas de homínidos gigantes. El 27 de agosto de 1882 un informe fue mandado a la Academia de Ciencias de California, donde algunas de estas huellas (de 50 centímetros) revelaban que esos homínidos usaban sandalias.

En 1968, William J. Meister descubrió  huellas de calzado humano fosilizadas en Antelope Spring, a 70 km de Delta en Utah, USA, apreciándose un trilobite aplastado en la pisada y que se correspondía con el periodo Cámbrico.

El 4 de Julio la muestra es enviada al Dr. Clarence Coombs de la Universidad de Columbia y al geólogo Maurice Carlisle, de la Universidad de Colorado. Carlisle se trasladó al lugar del descubrimiento y excavó en la zona, llegando a la conclusión de que la zona de la extracción era adecuada a la muestra y que desconcertantemente se establecía esa capa en el periodo Cámbrico, entre 550 y 590 millones de años. Meister dió a conocer el extraño descubrimiento y todos coincidieron en que no podía ser, que era imposible…

En un Petroglifo hecho por los indios Anasazi que habitaron la zona alrededor del 150 a.C. y ubicado en el Natural Bridges National Monument, EE.UU., se observa de manera muy tenue, por el paso del tiempo, el dibujo de un animal con un sorprendente parecido a un brontosaurio.

En Perú existen pinturas rupestres que muestran a humanos cazando con arcos y flechas a un dinosaurio. Las pinturas rupestres están datadas de hace unos 20.000 años, pero el supuesto dinosaurio (Brontosaurio) se cree que vivió hace unos 150 millones de años en Norteamérica.

Tribu Kuku Yalanji, norte de Queensland, Australia. La pintura rupestre que fue descubierta en Australia, y correspondería a la figura de un plesiosaurio rodeado de humanos. Publicada en The Creation ExNihilo Technical Journal en 1998 (pág. 345, vol. 12, Nº3).

De todas formas, para explicar muchos de estos extraños hallazgos, así como de construcciones que no cuadran con la cronología de la Ciencia Oficial, se han planteado diferentes teorías, planteando que la antigüedad del hombre moderno excede bastante la edad dada en las cronologías aceptadas.

¿Es posible que la historia de la Humanidad sea una farsa? ¿Qué se oculta sobre nuestro verdadero origen? Es evidente que algo no concuerda entre los hallazgos arqueológicos y nuestra historia.

Comentarios

comments